Entrega de Beca de la Fundación La Caixa a Carlos Muñoz

La Universidad debería tener en cuenta la vocación

Una historia real.

La Universidad no tiene en cuenta la vocación, la Universidad no tiene en cuenta los Valores, ni las habilidades, ni los méritos, ni tu compromiso con la sociedad.

En la fiesta de graduación de mi hija se entregaron dos premios, uno al mejor expediente académico y otro al mejor alumno.

¿Por qué un colegio hacen dos distinciones? Quizá sea porque tiene tanto o más valor el tipo de persona que seas. Tus notas en valores ¿deberían servir para algo? ¿Porque no tenemos notas en: vocación, liderazgo, sociabilidad, compañerismo, madurez, sensatez, hablar en público, cooperación, compromiso, puntualidad, etc?

Una amiga de mi hija, Begoña, cuando acabó los estudios de bachillerato, en la fiesta de la graduación, le entregaron el premio al mejor expediente académico, 9 matrículas de honor.

Begoña, además de ser una gran estudiante también es una gran persona, muy completa.

En la misma fiesta se entregó el premio a la persona con más calidad humana del colegio.

Premio que se entrega a la persona que reúne una serie de cualidades como compañera, alumna, madurez, responsabilidad, disciplina, puntualidad, bondad, sensatez, etc. Todo el mundo pensó que recaería sobre Begoña también, lo tiene todo además es muy lista y sin embargo los profesores por unanimidad se lo entregaron a Marta.

Todos quedamos sorprendidos, Marta es un encanto de criatura desde luego, pero ninguno de nosotros podíamos imaginar hasta cuanto. Ni que decir tiene que es una gran estudiante, que se desvive por sus compañeros, sensata donde las haya y madura, sorprendentemente madura. 

Los profesores la conocen quizá más que nosotros por lo que han convivido con ella, lo suficiente para poderse forjar un perfil del tipo de persona que es, la han visto en situaciones diversas que en la vida real se pueden dar pero no lo suficiente como para poder determinar como es una persona. Lo que si pueden decir los profesores es que Marta es una gran persona. Eso no quiere decir que sea la mejor ni que no haya otras que la superen, pero los profesores dieron el premio a la que ellos, con la información obtenida por cada uno, podían certificar.

Pues bien, Marta intentó cursar medicina (una carrera que también requiere de vocación) pero su nota de selectivo no se lo permitió.

La Universidad no tiene en cuenta la vocación, la Universidad no tiene en cuenta los Valores.

Un mal día, una nota de corte muy alta, etc.

Todos, conociendo a Marta, pensamos

¡Qué injusticia, qué gran médico se va ha perder la humanidad!

y todo por un mal día del selectivo o por las circunstancias que lo rodearon.

La calidad humana, la vocación, las aficiones, las habilidades, no se reflejan en los expedientes académicos y a muchos no se les permite brillar porque no hay o asignatura o profesor que les motive.

Un ejemplo lo tenéis en el relato que nos cuenta

José Antonio Marina, filósofo

«Todo niño tiene derecho a experimentar el éxito en la escuela»

Todo lo que nos cuenta es super interesante y lo recomiendo pero el fragmento que se refiere a despertar en el alumno la motivación empieza en el minuto 36:23

Si analizamos bien la historia de Marta, vemos que los profesores certificaron que Marta era una gran persona, y si Marta había elegido medicina seguro que sería una gran médico. Todos sabemos que el efecto placebo es muy importante en medicina y es importante para alcanzar resultados que además de ser medico, seas buena persona. Marta, tenía una cualidad importante para conseguir ser un buen médico pero fue expulsada antes de poderlo probar, sólo se le tuvo en cuenta su expediente académico y la puntuación del selectivo. 

Mi sobrino es muy bueno en matemáticas, está estudiando ingeniería de energías renovables y no le va mal, gran estudiante no es y no hay medio de hacerle estudiar. El otro día le pregunte y sorprendido que en vísperas de un examen de matemáticas estuviera tan tranquilo charlando con nosotros me contesto, «está todo controlado» – Y la física ¿que tal te va? asignatura muy relacionada con las matemáticas, normalmente, a quien le gusta las matemáticas también le suele gustar la física y la química, sin embargo me dijo que las tenía un poco atravesadas, me chocó, no lo entendía y él me confesó, es posible que sea por culpa del profesor.

Como nos dice

José Antonio Fernández Bravo

Son los sentimientos que generamos en los niños los que deciden la actividad que les enamora.

Hay una encuesta que dice: al hacer una relación de las 100 personas que habían influido más en la vida intelectual, económica, técnica del mundo, cerca de la mitad, habían sido rechazos escolares.

Se trata de dibujar un perfil complementario al académico que puede ser tan importante o más para los departamentos de RRHH

Como nos dice:

Sonia Díez

Hay currículums complementarios que definen mucho mejor a los alumnos/personas. Sonia Díez lo llama currículum experiencial donde se tiene en cuenta, el liderazgo, el diseño, el mundo laboral, el voluntariado, la responsabilidad, el testimonio, la mundología, gestionar los recursos, la comunicación y todo ello disfrutando.

Como ella nos dice, ya lo valoran en muchas universidades y mercados laborales.

Prestigyo es una herramienta complementaria para que expedientes no tan brillantes puedan tener opciones de triunfar. Prestigyo es una herramienta reconocedora de logros y méritos, permitiendo que sean las habilidades y aficiones las que cumplimenten tu perfil académico.

Si premiamos los Valores, si les damos utilidades serán objetivos y volverán a tener protagonismo.